sobrecabecera
bajo menu
La ciudad rinde homenaje a Adolfo Conde, su primer alcalde de la democracia posfranquista
Adolfo Conde, como era conocido por la mayoría de sus vecinos, fue elegido alcalde en 1979 y se mantuvo como alcalde, candidato integrado en las listas del PSOE, hasta 1991.

El Ayuntamiento dedicará el próximo día 27 de agosto, primer día de las fiestas del Cristo de los Remedios,  un cálido homenaje a su primer alcalde democrático tras la dictadura franquista: Adolfo Conde Díez.

El Auditorio del Parque de la Marina, un proyecto en el que estuvo muy implicado y uno de los principales hitos de su mandato, llevará su nombre a partir de ese día. Así mismo, Adolfo Conde disfrutará de un espacio dedicado a su memoria en los aledaños del Auditorio, en el interior del Parque que también alberga el recinto ferial y que al igual que el anfiteatro llevará su nombre.

Siete grandes placas instaladas en otros tantos hitos destacan varios pasajes de su historia como regidor de la ciudad, durante unos años en los que el primer Ayuntamiento democrático hubo de enfrentarse a grandes retos para desarrollar servicios e infraestructuras básicas para la ciudad. Además, un busto del alcalde ocupará un espacio singular en el Parque de la Marina.

Entre los proyectos impulsados por Adolfo Conde en aquella etapa, durante la cual el Ayuntamiento de Sanse daba sus primer pasos tras la dictadura y que modificaron sustancialmente la ciudad, además del Parque de la Marina, destacan el Polideportivo Municipal Dehesa Boyal y la primera Universidad Popular de España, elogiada internacionalmente y que lleva el nombre de un poeta cuya historia estuvo también muy ligada a la localidad: José Hierro.

“Adolfo Conde fue, es y será siempre una parte viva de nuestra memoria, gracias al cual Sanse se transformó radicalmente”, afirma el alcalde, Narciso Romero (PSOE). “Él se encontró un pueblo y lo convirtió en una ciudad, pero sin perder nunca sus esencias. Adolfo supo conjugar la modernización de nuestro municipio”, prosigue Narciso Romero, “haciendo realidad sueños que parecían imposibles, sobre todo después de tantos años de una rígida dictadura. Este homenaje no es otra cosa que un justo y emocionado reconocimiento a su vida y a su legado”.

Adolfo Conde fue elegido alcalde en 1979 y se mantuvo como alcalde, candidato integrado en las listas del PSOE, hasta 1991.

Narciso Romero ha recalcado que este acto tiene un simbolismo especial al no haber podido realizar el homenaje que Adolfo Conde se merecía cuando falleció al estar inmersos en plena pandemia del coronavirus. “A nivel personal también significa mucho este homenaje. No solo por los años compartidos de militancia en favor de San Sebastián de los Reyes, si no por el cariño y los sabios consejos que Adolfo me transmitió en mis dos tomas de posesión como alcalde de esta ciudad”, ha subrayado Narciso Romero. 

El Ayuntamiento, con el fin de guardar una memoria veraz del primer alcalde después de la reinstauración de los ayuntamientos democráticos en 1979, se ha mantenido en contacto con la familia de Adolfo Conde con objeto de que este homenaje fuera fiel a su historia personal y a su vínculo con la ciudad. Los pasajes que se recogen en las placas y que reflejan una breve semblanza de su vida y su trayectoria política son también aquellos que sus más allegados quisieron que se recordaran siempre por la ciudadanía de Sanse.

La Plaza de Sanse